Otro año más…

Otro año más pasará en que la fanaticada zuliana no podrá disfrutar de su equipo en enero. Con el penúltimo (hasta ahora) registro de la temporada. El peor porcentaje de bateo, de puesto cinco entre las estadísticas de pitcheo, y de penúltimos en términos defensivos, las Águilas del Zulia vuelven a sucumbir en una temporada inédita y que ha originado diversas criticas hacia el cuerpo directivo del equipo

Para el zuliano apegado a su cultura y hábitos, no hay nada más «bonito» que el disfrutar del béisbol venezolano en el último trimestre del año. Aún más gratificante es para el nacido en la tierra del sol amada, el poder saborear las mieles de lo que significa un equipo competitivo. Aún a pesar de las adversidades que el país atraviesa, el venezolano en general, pero quizás aún más el zuliano, siempre saca espacio en su tiempo y billetera para ir a ver -como sea- a su querido equipo: Las «Gloriosas» Águilas del Zulia

La afición no busca solamente un trofeo, tan solo desea ver que su equipo compite y avanza hacia el famoso «Round Robin». Un buen juego de las Águilas en postemporada, o incluso en temporada regular, desata un desahogo en la vida del seguidor del equipo, un alivio que le permite pasar por un momento o rato en el que se olvida por algunos momentos de la situación país

Pero tristemente para nosotros, seguidores del conjunto rapaz, no podremos disfrutar de dichos momentos y beneficios en este año. Luego de las circunstancias adversas para la liga y el país el año pasado debido a la pandemia, nuestras expectativas como zulianos era poder gozarnos en el estadio o detrás de la TV, de un buen equipo que compite para clasificar

Pero la realidad dista muchas veces de las fantasías, y este año nos ha tocado probar esa amarga verdad. Sin lugar a dudas, la mala gestión del equipo, los cambios a última hora, -sobre todo de nuestros mejores jugadores-, la gerencia y la AVARICIA, formaron parte de un cumulo de errores que llevaron a fracasar de nuevo al equipo zuliano. Hay una verdad que todos pueden presenciar: La gerencia de las Águilas hizo un equipo para actuar, Y NO PARA COMPETIR.

Un club que solo cumpliera por costumbre, que solo jugara para beneficio administrativo, y que solamente fuese al terreno de juego para representar intereses y no a toda una afición

¿Culpables? De más está decirlo. Hoy en las redes se producen muchos nombres a las cuales se les achacan las responsabilidades de los hechos. Muchos comentarios son desatinados y otros acertados, pero la realidad a la que todos señalan es una: LAS ÁGUILAS SON DEL ZULIA, Y NO DE INTERÉS ECONÓMICOS DE SUS DUEÑOS. Dios nos ayuda a que en la próxima temporada, tengamos un equipo que disfrutemos ver, y no que nos avergüence.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.