PISO DEPORTIVO

Un venezolano haciendo historia

By Roy Morán

on Sun Jun 21 2020

Los latinoamericanos han ganado varias series mundiales como jugadores, pero nunca hubo uno en ganar la Serie Mundial como manager, hasta que llegó un venezolano para hacer historia, le estoy hablando de nada más y nada menos que Oswaldo ‘Ozzie’ Guillen en el 2005.

En 1985 debutaba Oswaldo Guillen con los White Sox de Chicago, duró 13 años con este equipo. En el año de su debut se llevaría el Novato del año por su buen desempeño como campo corto. Luego se va para los Orioles de Baltimore donde dura un tiempo. Más adelante se va para los Bravos de Atlanta y finalmente culmina su vida deportiva como jugador en el 2000 con los Tampa Bays Rays.

Ozzie llega a los Marlins de Florida como manager de primera base en el 2003. Ese año, los Marlins ganarían la Serie Mundial ganándole a los Mets de Nueva York en el séptimo juego de la final. En ese mismo año, los Medias Blancas destituyen al manager ‘Jerry Manuel’ el 29 de septiembre de 2003, luego de que los White Sox quedaran fuera de los playoffs de forma consecutiva.

En el 2004 es nombrado Oswaldo Guillen como manager de las Medias Blancas de Chicago, convirtiéndose en el primer venezolano en dirigir un equipo de las Grandes Ligas (MLB). El 13 de abril del 2004, su primer juego es ovacionado por toda la afición, ya que él tuvo 13 años con la institución. Tuvo una demostración muy buena en la temporada, llegando de segundo lugar en la División Central de la Liga Americana con 83 victorias y 79 derrotas. Aun así, no clasificó a la postemporada.

Oswaldo Ozzie Guillen

Uno de los problemas que tuvo Guillen fue con el venezolano Magglio Ordóñez, algunos comentarios que realizó Ordóñez daba entender que por culpa de Guillen el venezolano se fue de las Medias Blancas de Chicago, todo esto fue cuando Magglio aceptó un contrato con los Tigres de Detroit en febrero del 2005.

Ordóñez decía que Guillén era su “enemigo”, y Guillén se refería a su ex compañero de equipo con frases e insultos. Desde ese momento las cosas se complicaron aún más. “Se metió con la persona equivocada”, dijo Guillén a Playboy Magazine la siguiente primavera.

El 30 de mayo de 2005 le extienden el contrato al venezolano Oswaldo Guillen, ese año tuvo uno de las mejores estadísticas con 99 victorias y 63 derrotas, ganando la División Central de la Liga Americana. En postemporada le ganan a los Boston Red Sox 3-0 en la Serie Divisional, luego clasificarían a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, se medirían frente a los Angels de Anaheim, jugaron 5 partidos, llevándose la victoria los White Sox 4-1 obteniendo así el banderín de la Liga Americana desde 1959, o sea, 46 años después. Y clasificarían a la gran Serie Mundial.

El equipo se enfrentaría a los Astros de Houston donde por primera vez llegaban a estas instancias. Las Medias Blancas de Chicago de Ozzie Guillen se llevarían el trofeo con cuatro victorias seguidas, luego de 88 años. Su último campeonato fue en 1917. A partir de ahí Oswaldo Guillen se convertía en el primer latino en ganar una Serie Mundial como manager de un equipo de las Grandes Ligas, es un gran logro, tanto para él como para Venezuela.

Ozzie Guillen con el trofeo.

En el 2008, ganó la divisiode la Liga Americana, pero caerían frente a los Tamba Bays Rays, siendo blanqueados en 4 juegos. Guillen duró como entrenador de los White Sox de Chicago hasta el 2011 ya que el equipo no clasificó más para la postemporada.

Actualmente, Ozzie no es el único en ganar como manager, también lo logró Alex Cora con los Medias Rojas de Boston en el 2018, el boricua se convirtió en el segundo latinoamericano en ganar este trofeo.

Guillen se encuentra de segundo en la lista de los manager latinos con más victorias en las Grandes Ligas con 747 victorias y 710 derrotas en 9 temporadas, detrás de Felipe Alou con 1033 juegos ganados, pero estuvo 14 temporadas con los Expos de Montreal y San Francisco Giants, es el número 61 en la lista de victorias de las Grandes Ligas.

Oswaldo Guillen quiere una segunda oportunidad, en una entrevista a ESPN Digital desde su hogar en Chicago, dijo: “La esperanza es lo último que se pierde. Si viene es bien recibido sino viene, también. No me preocupo por las cosas que no puedo controlar”. Además, añadió, “Hay que esperar con paciencia. Me gustaría dirigir, aunque sea un año más para disfrutar el momento, cosa que no hice antes por verlo como un trabajo. Ahora, como un hombre con más edad, lo viviría con más felicidad. Claro que me gustaría regresar”, dijo Guillen.

Opinión: Oswaldo Guillen fue un excelente jugador, tanto así que se llevó en su primera temporada ‘El novato del año’, un logro que es galardonado a pocos peloteros. Tuvo 13 años con la institución, y que el mismo equipo lo colocará como su manager habrá sido algo gratificante para él. Llevar las riendas del equipo que le brindó la oportunidad. Guillen puso a Venezuela en alto, logró una hazaña que nadie había logrado, en su primer año debuta siendo el primer venezolano en dirigir el equipo, y en el año siguiente llevándose la coronación (humildemente).

Yo prefiero que Oswaldo Guillen sea adquirido por un equipo de la Grandes Ligas, a que vaya a ser el manager de la Vinotinto en el Mundial de Béisbol en el 2023. Me gustaría verlo en los Bravos de Atlanta, un equipo lleno de jóvenes talentosos, y que él pude darles ese impulso a ganar la Serie Mundial.

Lic. Roy Morán

Fuente: ESPN